Siguemee

viernes, 23 de marzo de 2012

Ya no creo en nada.

Nacimos en lugares diferentes, nacimos años diferentes, tenemos gustos diferentes, corremos de forma diferente, bebemos cosas diferentes.... sabíamos que éramos diferentes, pero metimos la pata, jugamos con fuego, jugamos con fuego durante mucho tiempo, teniendo en cuenta nuestras diferencias, al final...? Lo evidente, nos quemamos.
Tu por gilipollas.
Yo por hijadeputa.
Digamos que al final... cojiste un atajo. Yo imbecil de mí, seguí por el mismo camino, el largo, el frío, el solitario... un camino... que identifica a mi corazón.
y ya es tarde, demasiado tarde, nos equivocamos, nos separamos, lo hicimos todo mal, adsolutamente todo.
Y no, no creo que haya marcha atrás, no creo que todo vuelva a ser como antes. Ya no creo en nada de lo que vea, ni en nada en lo que me digan ni me digas, ni siquiera voy a creer en tus palabras, en tu mirada, en tu sonrisa, en tus cosquillas, en tus mimos, en tus abrazos, ni en tus susurros. Ni mucho menos voy a creemer tu perdón ni tu lamento.
Ya no creo en nada, pero no solo de tí, sino de mí. Sobre todo de eso. De ambos.

1 comentario:

  1. ooo!!!
    est tipo de cosas son las q k mcantaa *|*

    ResponderEliminar

Cada uno de mis lectores habéis hecho posible que este blog continúe, pese a varios "parones" que ha habido.
Y como me seguís interesando me encantaría que compartierais vuestras ideas para mejorar este 'mundo internauta' juntos